DECORACIÓN PARA BODAS EN COLORES. TERCERA PARTE: VERDE

El color como elemento de distinción en una boda es una instancia interesante para tener en cuenta.

En una oportunidad anterior hemos hablado de la posibilidad que brindan los colores para realizar una decoración y una boda organizada en base a una tonalidad que sea tu preferida. Hoy llega el turno del color verde tan de moda en nuestros días por la temática ecologista y una buena opción si tu boda será en otoño pero queres innovar colocando colores que tienen más que ver con el verano.

Así como el rojo despierta el significado de pasión y vitalidad, el color verde siempre ha sido altamente ligado a todo aquello que es saludable, ecológico y también vital y combinado con el amarillo, transmite una sensación de total vitalidad y alegría. El verde, color de la esperanza, es un tono ideal para una boda que representa justamente la esperanza y el deseo de seguir juntos para siempre.

Ya hemos visto que puedes complementar con colores en el calzado, detalles del vestido y en la vestimenta del novio, así como también en el ramo de novia, y definitivamente en todo aquello que se refiere a los vestidos de madrinas y otros acompañantes como el cortejo de niños. Es por eso que ahora te ayudamos a buscar ideas en la ambientación de tu fiesta para que puedas contar con la presencia de tu color favorito, en este caso el verde, como punto de distinción de la fiesta, ya sea en la decoración como en los detalles.

En los centros de mesa puedes aprovechar la inclusión del amarillo poniendo desde frutos como el limón (que tan bien combina con el verde) en diferentes situaciones como enteros en medio de un follaje o cortados en finas rodajas dentro de un florero.

Respecto al ramo de novia, no siempre las flores deben dar el toque de color y si tu boda tendrá predominancia de verde puedes animarte a armar un bouquet de novia donde las hojas y el follaje sean protagonistas y las flores sean pequeñas gotitas blancas que salpican sobre el verde. Puedes solicitar que te armen uno con un follaje que contenga distintos tonos de verdes (desde el verde limón hasta el verde oscuro). Para jugar con los colores verde y blanco puedes elegir rosas blancas, fresias, orquídeas, pequeñas flores silvestres que contrasten con distintos tonos de verde en tu ramo.

En la decoración del lugar, el verde es ideal para señalar el camino al altar o para las sillas de la fiesta del banquete. Para decorar estos lugares puedes optar por flores más grandes, como las Hortensias y calas, ya que por su gran tamaño necesitas muy pocas para la decoración y además estas flores traen un importante follaje verde.

Las invitaciones de boda son otro punto esencial que no deben descuidar para ir poniendo “a tono” a los invitados y allí también si se animan pueden instar a sus amigos y familiares que asistan con algún toque del color elegido por Ustedes. Este tipo de situaciones divierten y hace de la ceremonia y banquete una sintonía donde todos están incluidos.

Ya saben… si el verde es su color o si quieren dar un toque de “color esperanza” a la boda, esta es una alternativa saludable.