DECORACIÓN PARA BODAS EN COLORES. SEGUNDA PARTE: ROJO

El color como elemento de distinción en una boda es una instancia interesante para tener en cuenta.

Si el color rojo es uno de tus favoritos pero no tanto como para utilizarlo en tu vestido de bodas, puedes de todos modos aplicarlo en un sinfín de detalles de la decoración en tu recepción o en la iglesia.

Ya hemos visto que puedes complementar con colores en el calzado, así como también en el ramo de novia, y definitivamente en todo aquello que se refiere a los vestidos de madrinas. Es por eso que ahora te ayudamos a buscar ideas en la ambientación de tu fiesta.

Muchas veces hay novias que no se animan al rojo ni siquiera en el bouquet de flores porque lo consideran un tono muy llamativo, pero también están quienes adoran ese color que representa la pasión e inspira dinamismo y vitalidad.

Es por eso que aquí les traigo algunas ideas para que puedan decorar vuestra recepción con detalles en rojo sin temor a que ese color “invada” el blanco ni les quite protagonismo.

En principio les recomiendo a todas aquellas novias que quieran utilizar el rojo como detalle de color para su boda, realizarlo también en las invitaciones y en sutilezas como el tocado o una cinta de raso en el ramo que decidan llevar al altar. Si nos adentramos a lo netamente decorativo el primer paso es pensar en los centros de mesa que pueden ser con flores de ese color, o bien con fanales que contengan pétalos de rosas rojas sobre un mantel blanco. Esto puede dar un toque muy romántico a la velada.

También pueden pensar que la ambientación del salón puede contener adornos colgados del techo al estilo cintas grandes y gruesas que adornen parte del salón principal o el lugar del baile, así como también combinar dicha decoración con unas velas que pueden estar ubicadas en algunas mesas en tonos rojos (puede ser un fanal rojo y velas blancas o velas dentro de un recipiente con gel rojo).

Un toque distintivo también lo tendrá la vajilla si se animan a poner platos de ese color o en tal caso la decoración que corresponda a los servilleteros o accesorios de mesa podrán tener el detalle rojo. Y como sugerencia original y divertida pueden pensar en unos tragos para la recepción que en su mayoría estén compuestos por este color, por lo que es posible optar en el catering para servir desde jugos de frutas y licuados donde la fresa y los frutos rojos sean el dominante, hasta tragos y licores que puedan tomar esta tonalidad.

Como pueden ver, opciones existen muchas y en cada una de las situaciones a desarrollarse en la boda pueden pensar desde el vestido, hasta el automóvil donde llegaran a la ceremonia podría ser del color distintivo que les guste. Hay que animarse y sentir la pasión del color en vuestra boda. Que opinan al respecto?